Somos Víctor y Mabel, empezamos nuestra andadura en el mundo de las flores con 24 y 23 añitos respectivamente. 

Éramos 2 jóvenes con ganas de emprender un negocio y después de muchas vueltas y viendo lo que faltaba en nuestra localidad nos decidimos por abrir una Floristería.

 Ninguno veníamos de familias floristas por lo que empezamos desde cero. 

Nos formamos en Madrid en la UEFAF, donde hicimos el curso de Ayudante Florista.
Abrimos la tienda  en agosto de 2011 y desde entonces, no hemos parado de formarnos (Cris Camba, Kike León…) y crecer tanto profesional como personalmente.
Nuestras máximas son  «Cada cliente es único y especial» y que un trabajo bien realizado es nuestra mejor tarjeta de presentación. Así vamos creciendo cada año y consolidándonos en este sector.